Von Wernich sigue “adentro”, condenado a reclusión perpetua por delitos de lesa humanidad

La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Eduardo R. Riggi (en disidencia), con la mayoría de las doctoras Ana María Figueroa y Liliana E. Catucci rechazó las solicitudes de concesión de los institutos de libertad condicional y salidas transitorias respecto a Christian Federico Von Wernich condenado a la pena de reclusión perpetua por delitos de lesa humanidad por parte del Tribunal Oral en lo Criminal Federal nº 1 de La Plata. De este modo, la mayoría se apartó de la doctrina elaborada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el precedente “Bignone” en base a diversas circunstancias que no fueron analizadas por el Alto Tribunal y concluyó en que no correspondía efectuar el cómputo privilegiado conocido como “2×1” a delitos que involucran el juzgamiento y condena de graves violaciones a los delitos humanos.

La doctora Figueroa luego de desarrollar los argumentos en base a los cuales se apartó del fallo de la CSJN –vinculados con la superioridad de las normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, ius cogens, el paradigma de los derechos humanos, concepto de impunidad, la vigencia de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final al momento del dictado de la ley 24.390 (conocida como 2×1) , deber de investigar, juzgar y sancionar adecuadamente los delitos de lesa humanidad, derecho a las víctimas- en base a los cuales consideró que no era procedente la aplicación de la ley 24.390 a la situación de Von Wernich refirió que “El respeto a la memoria, verdad, justicia y reparación imponen recordar que la sociedad argentina fue severamente agredida durante la dictadura cívico militar que ilegalmente y en violación a la soberanía popular gobernó nuestro país (1976-1983), perpetrándose graves violaciones a los derechos humanos y al derecho de gentes. Al recuperarse la democracia se instauró el estado de derecho y todo el aparato estatal, con sus tres poderes y con el consenso de la sociedad avanzó hacia el enjuiciamiento, investigaciones, sanciones a los responsables y reparación a las víctimas; desandar el camino constitucional y convencional, no respetar la jerarquía suprema, podría interpretarse que no hemos aprendido de nuestra historia y que hechos tan graves podrían volver a repetirse, por lo que conforme las exigencias jurídicas, morales, políticas, sociales e internacionales no podemos aceptar atajos que nos conduzcan a perpetrar la impunidad”.

La doctora Catucci, en aplicación de la ley 27.362 ( que limita la aplicación del cómputo del 2×1 en casos de lesa humanidad) , sostuvo que durante la vigencia de la ley 24.390 Von Wernich no se encontraba privado de su libertad, pues en ese período no estuvo detenido ni sometido a proceso penal en tanto se hallaba beneficiado por las leyes de Punto Final y Obediencia Debida y su detención en la presente causa se hizo efectiva el 25 de septiembre de 2003, es decir, con posterioridad a la derogación de dicha ley.

El doctor Riggi –conformando la minoría- consideró de aplicación los lineamientos del fallo “Bignone” de la CSJN y sostuvo que no es posible aplicar al caso las disposiciones de la nueva ley 27.362  atento a que resulta una ley posterior más gravosa.