Radio Encuentro FM 103.9

Martes 12 de Junio del 2018 - Noticias

Vecinos siguen movilizados reclamando un aumento en los colectivos urbanos

En conferencia de prensa confirman el rechazo al aumento que estaría por ser aprobado en el Deliberante y que sería del 20%. Hugo Aranea, como vocero del grupo de Vecinos autoconvocados que se vienen reuniendo semanalmente explica los fundamentos del reclamo.  Estamos pidiendo una reunión con el ejecutivo y también con los concejales que van a votar el aumento.  Oscar Lescano dá más precisiones sobre el estudio que hicieron para cuestionar el llamado a licitación, así como el informe de costos que hace la empresa.

DOCUMENTO COMPLETO DE LA ASAMBLEA DE VECINOS:

Las mentiras de la empresa de colectivo de Viedma – Patagones

La empresa miente, falsea, oculta y trampea en sus presentaciones para que les den un boleto de $20,50, un 52% de aumento. Pero, como es un monopolio ue goza del apoyo de las autoridades locales, no es controlado, presiona, chantajea, … ¿quién paga? ¡Bingo!!, acertó vecino, nosotros los usuarios.

¿Quiere ejemplos de sus mentiras?: dice que basa su pretensión en la fórmula adoptada como baste del contrato (Res 422/12), pero tomando como base los $/km que da esa resolución.

  • El aceite le cuesta 11 veces más
  • Los neumáticos el doble
  • Las reparaciones también el doble
  • El persona le sale 4 veces más caro
  • El costo del boleto es 3 veces mayor y así de seguido.

Dicen que pide aumento porque le congelaron los subsidios, pero luego admite (no le queda más remedio) que vende boletos por 8 millones cuatrocientos mil pesos y recibe subsidios por casi 22 millones de pesos ($ 1.828.000 por mes).

Pero además confiesa sin pudor que sólo dispone de 18 colectivos para el servicio, cuando la licitación lo obliga a tener 23. ¡Tienen cara de cemento! Porque sin tapujos dicen que recorre un poco menos de un millón de kilómetros anuales, cuando de la licitación surge que debería recorrer más de 2 millones y medio. Es por eso que hay servicios y frecuencias que no cumple. ¿Y dónde están los controles municipales?

La empresa dice que sus colectivos cada cinco pesos que usan de gasoil utilizan dos pesos de aceite. Menos mal que miente, porque si eso fuera cierto en los vehículos automotores en general, en Viedma no podríamos respirar.

Amortiza sus vehículos a nuevo cada cinco años (en la 422/12 se hace cada diez años) y a cada colectivo le pone más de medio millón de pesos por año de mantenimiento, sin lubricantes, ni cubiertas, ni seguro, ni patente, etc. Así y todo, a los cinco años y con sólo 274.000 kilómetros recorridos, sus colectivos valen apenas $257.000 como valor residual (menos que un auto chico).

Pese a ser su responsabilidad de la Empresa, la SUBE no se consigue o no hay donde recargarla. Mientras tanto vende boletos tradicionales cuya cantidad no es comprobable ¿pagará impuestos por ello?

Y el negocio no sólo queda ahí, sino también de varios comerciantes, asumen precio liberado de la tarjeta, donde el usuario otra vez pierde.

Pero ¿sólo la empresa es responsable de esta situación? Hay complicidades. El municipio no arregla las calles y hay lugares en los que el colectivo directamente no puede entrar; los refugios no se hacen; nunca se realizó o al menos nunca se hicieron públicos los resultados de la encuesta de satisfacción de usuarios, el propio llamado a licitación, por la forma en que fue realizado aparece muy dirigido y varios etcéteras.

Los concejales, salvo honrosas excepciones, no acuden a las asambleas de vecinos. Debe ser  porque, como dijo la Sra. Molinari, ya los oímos una vez y no los vamos a recibir más.

Preguntamos ¿sirve un representa del pueblo que se niega a escucharlo las veces que fuera necesario? O como bien decía los escuchamos, las/los vecinos también queremos recibir respuesta a lo presentado con su fundamentación.

Entonces, un monopolio empresario prepotente, un Poder Ejecutivo que no controla, un Concejo que prefiere aceptar cualquier presión porque dicen que no tienen personal técnico para analizar  las presentaciones (El presidente es contador público y podría haber hecho lo mismo que nosotros con ventaja) ¿Qué nos queda?. Solo la organización y la resistencia.

Si algo de lo que hemos dicho no fuera considerado cierto, que el que lo diga (incluso la empresa) venga y se lo demostraremos. Pero no queremos quedarnos sólo en la resistencia, queremos proponer e incluso nos ofrecemos para colaborar.

Hay que construir un organismo profesional independiente que analice la razonabilidad de las demandas empresariales. Para eso pueden colaborar las universidades locales, los consejos profesionales  los propios usuarios, sobre todo en el caso de este servicio, que por ser público debe ser auditado por la población implicada.

Asamblea popular por el no al tarifazo al boleto.

COMPARTIR

Más Noticias