Superior Tribunal de Justicia avaló descuentos a UnTER

El Superior Tribunal de Justicia rechazó el planteo de inconstitucionalidad realizado por la UNTER ante el descuento salarial sufrido por los docentes que adhirieron al paro de marzo. En la misma presentación, el gremio había solicitado que se ordene la devolución de los montos que fueron quitados.

El planteo central de la demanda presentada por Patricia Cetera, secretaria general del gremio docente, era que “la norma impugnada se encuentra en pugna con garantías establecidas en la Constitución Nacional, que contempla la inasistencia a las funciones laborales cuando se adopta en forma acordada y coordinada por los trabajadores mediante su sindicato y en aquellos supuestos de adhesión a una medida de fuerza gremial”.

El Ministerio de Educación había defendido los descuentos, señalando que “la ausencia de pago del día no laborado no afecta el derecho de huelga reconocido constitucionalmente” y aseguran que “pretender el cobro de la remuneración por los días no laborados, implicaría una violación del derecho de igualdad respecto de quienes se presentaron a prestar servicios”.

El primer voto del STJ correspondió al juez Enrique Mansilla. Afirmó que “no corresponde el pago de salarios por los días de huelga, salvo que ella se funde en causas exclusivamente imputables al empleador” y agregó que “mientras la responsabilidad del empleador no se funde en ley que razonablemente la imponga, ni en su conducta culpable o en una convención, la imposición del pago de salarios en los días de huelga vulnera los derechos que garantizan los arts. 14 y 17 de la Constitución Nacional”.

“Si bien la huelga es un derecho que no puede ser causal de sanciones o represalias, ello no implica que proceda el reconocimiento de salarios por servicios no prestados ni puestos a disposición, en tanto no parece posible que, enfocada la huelga desde el plano colectivo, quede incólume el derecho de los trabajadores adherentes al cobro de los salarios por los días no trabajados si la medida no se adoptó a raíz de un obrar ilícito (doloso o culpable) del empleador que justifique tal proceder”, remarcaron.

El juez agrega en su voto que para el máximo tribunal provincial “la suspensión de la relación laboral por motivo de huelga no da derecho, en principio, al cobro de salarios por los días no trabajados”.

En su voto, la jueza Liliana Piccinini mencionó antecedentes que indican que “para tener derecho a la percepción de remuneraciones durante el período en que se desarrolló una acción directa, el trabajador debe probar la efectiva prestación de servicios en ese lapso, y que la falta de prestación de labores, torna improcedente el reclamo por los salarios”.

“Por supuesto que los gremios y asociaciones preservan la posibilidad de tomar sus propias determinaciones para influir en la negociación de sus intereses, pero el Gobierno cumple su deber de proteger los intereses de todos, mediante la preservación de la integridad del patrimonio público”, dijo la magistrada.

Agrega en su voto que “el derecho de asociación no se ejerce de cualquier modo, sino por cauces normativos, y de igual modo se ejercen todos los demás derechos, incluido el de huelga. No puede tomarse como sanción mantener el equilibrio de la relación laboral y el principio de que a toda labor ejecutada le corresponde una remuneración. Luego, no se resiente el derecho al trabajo, pues la relación laboral o reglamentaria supone el cumplimiento de las obligaciones que a cada uno de sus participes le corresponde”.

“Para la cesación del pago del salario por servicios no laborados, no es menester que haya una previa declaración de ilegalidad de la huelga, pues el soporte de la medida, como ha quedado determinado por la jurisprudencia, es la propia realidad de la relación laboral, de modo que no es posible erogar el dinero del patrimonio público sin que haya una debida contraprestación”, manifestó la jueza Piccinini.

Por su parte, el juez Sergio Barotto adhirió al voto mayoritario, mientras que Adriana Zaratiegui y Ricardo Apcarián, habiéndose alcanzado la mayoría, se abstuvieron.