Sinuoso camino judicial por la desarición y muerte de José Luis Nicola

En  nuestra ciudad los familiares de Nicola denunciaron su desaparición el 18 de enero de 2015, hace casi tres años. El 26 de julio de ese año aparecieron restos óseos en inmediaciones del basural de Patagones. En setiembre de ese año el laboratorio Regional de Genética Forense de Bariloche confirmó que el ADN realizado sobre esos restos correspondía a Nicola, situación que abrió la posibilidad que el hombre haya sido asesinado. En ese momento y ante esa situación la fiscal de Viedma, Paula Rodríguez Frandsen, se declaró e incompetente para investigar ese  posible homicidio que hacía presumir la aparición de los restos y lo mismo hicieron los funcionarios judiciales de Bahía Blanca. Ante este conflicto de competencia el juez de Garantías de Viedma, Carlos Mussi, elevó el tema a la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que sea resuelto, tal como lo establece la norma. Nada se sabe hasta el presente, si fue o no asesinado y cómo. Tampoco le estregaron los restos a sus familiares. Dialogamos con la tía y la hermana de José Luis Nicola