Protesta del CONICET: “Estos muchachos sólo responden ante la presión y la lucha”

“Fue una jornada de lucha”, comienza diciendo Agustín Barna, uno de los participantes en la jornada de ayer.  Realiza una reseña de los pasos en la lucha de los investigadores, becarios y otros sectores afectados por los ajustes en el àrea de Ciencia y Técnica que hace el gobierno nacional.  En ese contexto se presentó la jornada de ayer: más allá de representar simbólicamente la muerte de la ciencia, reclamamos la constitución de la mesa de negociación que iba a avanzar con la situación de los becarios todavía no incorporados como se había prometido en el acta acuerdo firmada en diciembre de 2016. “A más de siete meses de la firma del acta acuerdo, no se ha avanzado en solucionar la situación de los investigadores excluidos y las negociaciones están  interrumpidas ya que la última vez que se reunió la comisión fue en mayo pasado”, precisa. Tras esa presentación,  resolvieron un  ingreso pacífico al Ministerio y eso generó una irrupción de la Infantería generándose una situación muy tensa hasta que finalmente una delegación fue recibida por el Ministro Barañao.

Agustín realiza una reseña de todo el proceso de ajuste y de resistencia que han venido realizando desde la gestión Macri.  En la reunión  se les dio información que se les había retaceado respecto de un convenio efectivamente firmado para ubicar a los becarios que no fueron  incorporados al CONICET, y se fijó una reunión para el próximo 22 de agosto en el que seguramente volverán a movilizar o concentrar públicamente a la espera ya de respuestas concretas. Agustín dio también su postura ante el rol que está jugando el ministro Barañao, de quien claramente desconfía porque ha venido avalando lo que está ocurriendo en el área pero también expresó que puede no representar lo más duro de lo que se podría intentar implementar con el vaciamiento de la investigación y la ciencia, después de octubre.