Radio Encuentro FM 103.9

Sábado 20 de Abril del 2019 - Noticias

Noche especial: espera de la Resurrección en las iglesias cristianas

Las comunidades cristianas esperan en clima de silencio, austeridad y reflexión la celebración de la Resurrección. Hoy sábado se recuerda el tiempo de Jesús en el sepulcro. A la noche comienza la preparación de la fiesta central de la fe cristiana con la VIGILIA PASCUAL.

Como durante todo este triduo pascual compartimos el aporte que hace el P. Luis García, párroco de la catedral de nuestra ciudad:

VIGILIA PASCUAL

Evangelio según San Lucas24,1-12.

El primer día de la semana, al amanecer, las mujeres fueron al sepulcro con los perfumes que habían preparado.
Ellas encontraron removida la piedra del sepulcro
y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.
Mientras estaban desconcertadas a causa de esto, se les aparecieron dos hombres con vestiduras deslumbrantes.
Como las mujeres, llenas de temor, no se atrevían a levantar la vista del suelo, ellos les preguntaron: “¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?
No está aquí, ha resucitado. Recuerden lo que él les decía cuando aún estaba en Galilea:
‘Es necesario que el Hijo del hombre sea entregado en manos de los pecadores, que sea crucificado y que resucite al tercer día'”.
Y las mujeres recordaron sus palabras.
Cuando regresaron del sepulcro, refirieron esto a los Once y a todos los demás.
Eran María Magdalena, Juana y María, la madre de Santiago, y las demás mujeres que las acompañaban. Ellas contaron todo a los Apóstoles,
pero a ellos les pareció que deliraban y no les creyeron.
Pedro, sin embargo, se levantó y corrió hacia el sepulcro, y al asomarse, no vio más que las sábanas. Entonces regresó lleno de admiración por lo que había sucedido

PUNTOS PARA LA REFLEXIÓN.

1. Últimamente no estamos acostumbrados a que nos sorprendan con buenas noticias, pero siempre las hay. Cuando llega a nosotros alguna noticia linda, sentimos como que el cuerpo reacciona de forma positiva. Recorre por nuestro interior todo un río de alegría y de ilusión que expresamos externamente con esa gran sonrisa que transforma nuestro rostro.
Hoy más que nunca necesitamos de buenas noticias que vayan transformando nuestras vidas tristes y cargadas de desilusión, en vidas llenas de alegría y de esperanza.
Lo triste es que las buenas noticias hoy no son rentables. Cuando nos adentramos en los medios de comunicación lo único que venden es lo que atrae, lo morboso, lo impactante, pero siempre desde el punto de vista negativo. Lo positivo está casi ausente. Es como si el espíritu del ser humano necesitase de lo negativo para reaccionar. Tan mal estamos? . Pareciera que lo positivo no causase ningún tipo de empatía.
Cuando perdemos la capacidad de alegrarnos, de asombro, de sorpresa, algo dentro de nosotros está muriendo. El corazón del hombre necesita de la buena noticia para vivir. Son las buenas noticias las que nos hacen día a día armarnos de fuerza para seguir adelante, a pesar de las realidades negativas que nos golpean. Es sorprendente como una buena noticia puede cambiar de raíz toda una situación de amargura, desaliento y desesperanza. Nuestro mundo necesita de buenas noticias. Es tan grande el bombardeo mediático, que van forjando una mentalidad pesimista y anclada en el “ya todo está perdido”. Esto nos obliga a bajar los brazos y mirar el presente y futuro con desconfianza. La única salida que queda es la de sobrevivir. Pero el hombre está hecho para vuelos mucho más altos. Tiene que vivir, ser dueño de su propia vida, constructor de esperanzas y sueños que le ayuden a entrar en un dinamismo de vida diferente, alejándose de todo movimiento que arrastre a la muerte. Lo más interesante es que cada uno de nosotros estamos llamados a convertirnos en buena noticia para los demás. Es necesario que vayamos forjando y moldeando un corazón vitalista, lleno de ilusiones, marcado por la esperanza y la confianza en el mismo ser humano. Sólo así haremos que el mundo cambie. Qué lindo sería que cada uno de nosotros hiciésemos nuestra esta misión. Acción profundamente humana al servicio de los demás, de la humanidad entera.

2. Una de las realidades más lindas que aparece en el evangelio de esta Noche Santa de la resurrección de Jesús, es el papel tan importante y central que juegan las mujeres. Ellas son las primeras que tienen la experiencia de encontrarse con un sepulcro vacío, pero a la vez lleno de la presencia del Dios de la Vida. Hay un mensaje claro. Jesús ha resucitado. El amor del Padre ha hecho que la muerte sea vencida y desterrada. Imaginemos por un momento el rostro de esas mujeres. Camino hacia el sepulcro la pena, el dolor, la desesperanza, la tristeza, se habían hecho presentes en sus vidas. Pero esta situación se transformó por completo . Pasaron del desconcierto a la alegría,del desánimo a la esperanza. De estar ancladas en un lugar de la muerte a salir apresuradas al encuentro del resto de los discípulos, para compartir con ellos la gran noticia de que Jesús había resucitado y que el sepulcro estaba vacío. En aquel momento histórico el testimonio de la mujer no tenía ningún tipo de validez. Por eso Pedro es quién confirma que realmente el sepulcro está vacío. La relación en vida de Jesús con la mujer es sorprendente en un momento donde el machismo y el patriarcado son realidades tan fuertes y demasiado consolidadas en la vida cotidiana. La mujer ocupada un lugar importante en la vida y el sentir de Jesús. Jesús empodera a la mujer, la incorpora en el grupo de los discípulos y tiene una relación de amistad profunda con algunas. Más tarde se instala en la comunidad cristiana la importancia de estas mujeres en el propio dinamismo interno de la iglesia. María Magdalena, primera testigo de la resurrección de Jesús, que durante los primeros siglos del cristianismo gozo del título de apóstol entre los miembros de la gran familia de Jesús,es el caso más interesante desde este punto de vista. La resurrección de Jesús es el gran acontecimiento de la historia para nosotros los cristianos. La resurrección abre las puertas a la esperanza, la ilusión, los sueños, la utopía, el compromiso, al amor, a la comunión profunda con los demás, a apostar por un mundo nuevo y mejor para todos. La resurrección de Jesús transforma por completo nuestra vida, nos anima y nos saca de la fría oscuridad, de la dura realidad cotidiana, de la triste y destructiva desesperanza que se instala con tanta facilidad en el corazón del ser humano.

3. La resurrección de Jesús nos invita a soñar, a fijar nuestra mirada en lo que parece un imposible,a apostar decididamente por un mundo de justicia, solidaridad, amor y paz. Para los que conectan profundamente con este acontecimiento central en nuestra vida de fe, todo es posible. Se podrán derribar grandes montañas, pero lo que nunca podrán hacer, es destruir la fe en el creyente que saborea permanentemente la presencia de Cristo vivo y resucitado en su corazón. Jesús nos invita para que esta experiencia central en nuestra vida de fe la pongamos, no sólo al servicio de mi crecimiento personal, de mi alegría interior, de sentirme plenamente realizado y amado por Dios, sino que, por su misma dinámica mi vida esté por completo al servicio del crecimiento y felicidad de los demás. La resurrección de Jesús debe transformar mi interior. Tiene que marcar con fuerza mi vida y hacer que emerja esa persona nueva que tanto necesitamos en este momento de la historia. El cristiano que experimenta con intensidad la presencia de Cristo vivo en su corazón, se convierte en una persona de un dinamismo tan peculiar, que allá dónde está todo se transforma y todo adquiere un colorido y sabor tan especial. Cada uno de sus gestos y cada una de sus palabras se convierten en manifestaciones de una vida nueva que brota de un corazón pleno y ensanchado por el amor de Dios. Necesitamos cristianos así. Que la experiencia del resucitado transforme nuestro corazón y que podamos ser expresión de alegría, gozo y esperanza en medio de la realidad mediocre en la que hoy nos desenvolvemos. Falta alegría en el corazón del ser humano. Falta esperanza que dinamice nuestras vidas. Falta ese gozo que nos lleve a apostar decididamente por el otro. Que seamos capaces de mover la piedra que nos impide salir de nosotros y entrar en contacto con el otro, tocar y palpar la realidad en la que vivimos, secar las lágrimas de mi hermano, abrazarlo en su dolor, alegrarle la vida en su desánimo y desaliento.

4. ORACIÓN Jesucristo Señor de la historia, resucitado de entre los muertos y vivo para siempre, en esta Noche Santa en la que toda la iglesia celebra tu victoria sobre la muerte, pedimos te manifiestes con fuerza en nuestras vidas, para que cada uno de nosotros nos convirtamos en expresión clara y fuerte de la resurrección. Amén.

FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN !!!!!

Compartimos los horarios de las celebraciones del día de hoy en Catedral y capillas

COMPARTIR

Más Noticias