Radio Encuentro FM 103.9

Sábado 14 de Abril del 2018 - Noticias

Mujeres organizadas de la comarca ante el anuncio del gobernador de adherir a la Ley 26485 que ya se había hecho en la provincia

ANUNCIOS QUE DENUNCIAN es el título del comunicado de la organización de mujeres de nuestra comarca que trascribimos completo:
Las declaraciones públicas de los funcionarios y funcionarias de nuestra provincia en materia de género no dejan de sorprendernos. Esta vez se trata de los dichos del Gobernador de la provincia, Alberto Weretilnek, en el marco de la décima reunión del Consejo Federal de Mujeres realizado ayer en Bariloche. “Nos ocupa en estos días el marco jurídico para la violencia de género en Río Negro. Nuestra Ley sólo implica la violencia intrafamiliar. En el 2017, tuvimos 5.600 denuncias y 1.900 este trimestre. Con éste marco perdemos puntillosidad y nuestro compromiso es que en la sesión de mayo vamos a sancionar la reglamentación y adhesión a la Ley Nacional 26.485 para tener una ley puntual de tratamiento a la violencia contra la mujer”
Sin duda, sus palabras evidencian la escasa información que maneja del tema y dan cuenta de la poca relevancia que tiene en esta provincia la política pública en materia de género. El Sr gobernador centra su preocupación en los marcos jurídicos y define que el obstáculo para una atención integral es la inexistencia de una regulación provincial.
Sus dichos contienen varias cuestiones que vale la pena aclarar. En primera instancia, queremos contarle, Sr gobernador que la provincia de Río Negro adhirió a La ley Nacional 26.485 (2009) de “Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”, con la ley provincial 4650 en el año 2011. Esta adhesión compromete al estado provincial a la aplicación plena de esta normativa, por lo tanto en la provincia ya deberían funcionar políticas integrales y dispositivos de atención para todos los tipos (física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, simbólica) y modalidades (doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica, mediática) de violencia que explicita la ley.
Hasta el momento, y desconociendo la ley nacional y provincial, el Consejo Provincial de la Mujer, organismo responsable del desarrollo de la política provincial de género, solo trabaja en el marco de la Ley provincial 3040, que si bien es valiosa en cuanto a posibilidades de asistencia y protección a las víctimas de violencia, restringe su aplicación al ámbito intrafamiliar, dejando sin contención a las mujeres que padecen otras formas de violencia.
Esta situación es exclusiva responsabilidad del estado provincial y de sus funcionarios y funcionarias, que desatienden sus deberes y obligaciones profundizando de este modo, las situaciones de violencia, desigualdad y discriminación de mujeres rionegrinas. Habiendo pasado ocho años de la sanción de la ley nacional de protección integral y seis de la adhesión provincial, la provincia ya debería tener en funcionamiento dispositivos de atención y cuidado para garantizar el ejercicio real de los derechos de las mujeres. Ya que estamos, podría explicar también, el sr. Gobernador, el motivo por el cual, la ley provincial 4845, sancionada en el 2013, que crea el Observatorio de la Violencia contra las Mujeres en el ámbito del Consejo Provincial de la Mujer, no está implementada. Sabemos que los datos y estadísticas son fundamentales para la elaboración de un diagnóstico de una realidad que queremos transformar. Los instrumentos de observación, descripción y cuantificación son esenciales para el desarrollo de planificaciones sensibles al género. La política pública y el análisis cualitativo de los números definen cómo el estado invertirá de mejor manera los recursos. Los datos deben ser transformados en información, la información en conocimiento y el conocimiento en decisión política. La falta de datos oficiales, genera una tarea poco precisa, y un desconocimiento sobre la efectividad de las decisiones que se toman.

Una vez más debemos decir, que no se trata de la falta de normas, sino de la decisión de funcionarios y funcionarias de turno de no atenderlas. El no cumplimiento de estos marcos normativos, constituye una de las barreras más significativas para el ejercicio real de los derechos de las mujeres.

Las organizaciones de mujeres de la provincia, que vamos tomando cada vez mayor protagonismo, desde hace tiempo, venimos reclamando la presencia del estado en políticas integrales y la aplicación plena de las normativas vigentes. En definitiva estamos frente a un estado provincial que se toma su tiempo en cumplir la ley, que intenta engañar a la sociedad con anuncios que solo muestran su falta de responsabilidad y que frecuentemente no da las respuestas esperadas, o llega tarde. Estas demoras significan la imposibilidad de avanzar en la construcción de una sociedad más justa y equitativa. Y, en algunas ocasiones, tiene consecuencias irreparables.

MUJERES ORGANIZADAS DE LA COMARCA

COMPARTIR

Más Noticias