MEMORIA: Carlos Fuentealba, ¡PRESENTE!