María Emilia Soria: La reforma impositiva de Macri olvida a las provincias y su gente

Lo dijo la diputada nacional María Emilia Soria ante los anuncios realizados por el gobierno en los últimos días. La legisladora del Frente para la Victoria indicó que Macri mantiene el impuesto a las ganancias a los trabajadores que había prometido eliminar durante la campaña. Y una vez más vemos que el beneficio es para las empresas. Señaló que el “impuestazo” a los vinos perjudica fuertemente a la provincia y que la eliminación de ingresos brutos y su remplazo por el impuesto inmobiliario perjudicará a los chacareros en crisis.

 

Comunicado completo de la diputada nacional rionegrina:

LA REFORMA IMPOSITIVA DE MACRI OLVIDA A LAS PROVINCIAS Y SU GENTE
En el día de ayer el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne presentó la propuesta de “Reforma Impositiva”, que se plantea como un nuevo capítulo del estadio en que nos ha introducido el presidente de “reformismo permanente”.
En términos generales, anuncian con bombos y platillos una reforma impositiva sin mostrar la letra chica del proyecto, sin especificar cómo se van a compensar los impuestos ajustados y cómo se va a distribuir la nueva masa recaudada; y además piden “su rápida aprobación en el Congreso”.
En este paquete de anuncios, si bien hay ciertas iniciativas que pueden ser viables en materia fiscal, observamos con preocupación que el Gobierno de Mauricio Macri se olvidó, nuevamente, de la gente y de las provincias.
En lo que respecta a la gente, no hizo ningún tipo de mención sobre posibles cambios en el impuesto al trabajo, tal como había prometido en su campaña presidencial, respecto de las retenciones de cuarta categoría. Y una vez más vemos que el beneficio es para las empresas (S.A y S.R.L) en detrimento de quienes desarrollan su actividad bajo la modalidad de Persona Física.
Por otra parte, piensa aplicar un “impuestazo” en bienes de consumo como cervezas y vinos, afectando arbitrariamente a estos productos en comparación del resto de este tipo de bienes. Particularmente, esta iniciativa perjudica fuertemente a los intereses de nuestra producción provincial, ya que contamos con un cluster productivo creciente, pujante y en desarrollo en materia de producción vitivinícola y cervecera.
Además de seguir incurriendo en el desconocimiento de las particularidades del interior del país, este gobierno nacional parece empecinado en el atropello a las autonomías provinciales, ya que asegura la modificación del impuesto a los Ingresos Brutos y su futura compensación con otros tributos provinciales, lo cual es competencia netamente provincial.
Sin tener en cuenta las características particulares de cada provincia, el presidente pretende que todas tomen como ejemplo a su “mejor alumna”, que es Buenos Aires, y acepten “mansamente” el mismo tipo de reformas.
De esta forma, el presidente Macri pretende que en Río Negro, por ejemplo, reemplacemos el Impuesto a los Ingresos Brutos por el Impuesto Inmobiliario de nuestros inmuebles rurales, que se encuentran en manos de los pequeños y medianos productores, siendo estos últimos el eslabón más débil de una economía regional que está en crisis, como es nuestra la fruticultura. Claramente, estamos ante una propuesta “enlatada” que impacta negativamente sobre los intereses del pueblo argentino y de los rionegrinos en particular.
No vamos a ser cómplices del desfinanciamiento de las provincias. Por eso es imperioso redefinir un nuevo sistema de Coparticipación Federal de Impuestos, discusión en la que la voz del interior del país no puede seguir siendo ignorada.