Radio Encuentro FM 103.9

Viernes 06 de Diciembre del 2019 - Noticias

La Fiscalía y la querella pidieron prisión perpetua para Marcos Thola por el femicidio de Silvia Colque

Esta mañana se llevó a cabo el juicio de cesura por el femicidio de Silvia Vásquez Colque, donde la Fiscalía y la querella solicitaron una pena de prisión perpetua para Marcos Thola Durán, por ser penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por haberse cometido contra quien ha mantenido una relación de pareja y por haber sido perpetrado por un hombre contra una mujer en un contexto de violencia de género”.
 La defensa, representada por la abogada Graciela Carriqueo, por su parte solicitó la inconstitucionalidad de la pena, mientras aclaró que en caso de no ser atendido el planteo, se fije una condena de 20 años de prisión para Thola.
En la oportunidad, el Tribunal integrado por los jueces Marcelo Álvarez, Adrián Dvorzak y Juan Brussino Kain, rechazó un pedido de la defensa para atenuar la medida cautelar de prisión domiciliaria que posee el condenado y permitir salidas con fines laborales.
Luego de la declaración de seis testigos, dos aportados por la Fiscalía y la querella, y cuatro convocados por la Defensa, la Fiscal Paula Rodríguez Fransen dio a conocer sus alegatos y su pedido de pena.
La funcionaria tuvo en cuenta entre sus argumentos “la peligrosidad, la reincidencia, el daño causado, y los motivos que fueron que Silvia no quería estar más con él”, en referencia a Marcos Thola.
El abogado querellante, en representación de la familia de la víctima, adhirió a los argumentos y pedido de pena de la Fiscalía, mientras agregó que “por la calificación jurídica dada al hecho por el que se condenó a Thola, no existe una pena que es la de prisión o reclusión perpetua que sea disible en tiempo, cantidad, por lo que para estos casos el juicio de cesura resulta sobre abundante para fijar los mínimos o máximos”.
“En esta audiencia pudimos haber escuchado el mejor de los conceptos de Thola, pero el Tribunal de no podrá apartarse de la pena estandarizada que ha impuesto el legislador en el Código Penal”, manifestó Igoldi.
La defensa, por su parte, solicitó la inconstitucionalidad de la pena argumentando que “contradice los principios establecidos en la constitución y el derecho internacional de derechos humanos que le ha asignado una función a las penas que es de resocialización”. No obstante, en caso de no ser atendido este planteo, solicitó que se fije una pena de 20 años de prisión.

Antes de finalizar la audiencia, el presidente del Tribunal, Marcelo Álvarez, dio a conocer los argumentos por lo que se rechazó el pedido realizado por la defensa y la Defensora de Menores, Patricia Arias, para atenuar la medida cautelar de prisión domiciliaria que recae sobre el imputado.
Al respecto, el magistrado consideró que no se pudieron demostrar con claridad los argumentos dados para justiciar el pedido.

Finalmente, el Tribunal dio por concluida la audiencia e indicó que la Oficina Judicial informará el día y horario en que se dará a conocer la sentencia.

COMPARTIR

Más Noticias