La Comisión Justicia y Paz ante la desaparición de Santiago Maldonado

No podemos quedar indiferentes ante situaciones que podrían significar un retroceso en esta materia”, señaló la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina en referencia a la lucha por los Derechos Humanos y por la desaparición del Maldonado. El órgano de la Iglesia cuestionó a los medios que intentaron desviar la atención y remarcó la responsabilidad del Estado.

La Comisión de Justicia y Paz, organismo oficial de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), emitió hoy un comunicado a propósito de la desaparición de Santiago Maldonado, en el que expresa que “la desaparición de personas, cualesquiera sean las circunstancias, son hechos intrínsecamente graves, que hieren la dignidad de las personas y golpean a toda la sociedad”. Recuerda la entidad católica presidida por el laico Emilio Inzaurraga y asesorada por Jorge Lozano, arzobispo de San Juan, que “los argentinos hemos pagado costos muy altos en defensa de la vida, la legalidad y la plena vigencia de las instituciones” y “no podemos quedar indiferentes ante situaciones que podrían significar un retroceso en esta materia”. El pronunciamiento divulgado a través de los canales oficiales es la primera manifestación institucional de la Iglesia Católica desde que se produjo la desaparición de Santiago Maldonado hace quince días.

En el documento se sostiene que “debe deslindarse cualquier juicio de valor sobre las actividades que Santiago desarrollaba en el Sur, del hecho concreto de su desaparición”, en lo que puede leerse como un señalamiento a los argumentos expresados por varios funcionarios de gobierno intentando justificar la desaparición del joven por sus presuntas vinculaciones con organizaciones mapuches que reivindican sus derechos en el sur del territorio argentino. “Tampoco pueden admitirse manipulaciones informativas que tiendan a subestimar lo sucedido o a utilizarlo políticamente” dice Justicia y Paz en alusión al manejo mediático del tema por parte de medios de comunicación aliados al gobierno. Se advierte también que “la resolución de este caso es independiente del repudio que merecen todas las formas de violencia”

A continuación el organismo dependiente de la Conferencia Episcopal sostiene que “la defensa de la vida humana debe convocar a todos, tanto al oficialismo como a la oposición, y nadie debe retacear colaboración”, pero señalando sin embargo que son “los poderes del Estado los que tienen el deber de proteger a todos los ciudadanos y la responsabilidad de actuar inmediatamente y con todos los medios legales disponibles para esclarecer los hechos ocurridos”.

En la declaración subraya además que “nuestra democracia será día a día más madura y los lazos sociales se fortalecerán en la medida que defendamos sin concesiones la vida, los derechos y la igualdad ante la ley”.

El comunicado de la Comisión Nacional de Justicia y Paz finaliza pidiendo “acelerar y comprometer todos los esfuerzos” para encontrar al joven desparecido, mientras expresa el acompañamiento a su familia “en estas horas de angustiosa espera”. Fuente: Página 12