La CIDH reclamó al estado argentino que cumpla con la cautelar por Milagro Sala

El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Francisco Eguiguren, reclamó ayer al Estado argentino que haga cumplir la medida cautelar solicitada por el organismo sobre la libertad de la titular de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, detenida en Jujuy en enero del año pasado. La cautelar implica que Milagro Sala debe ser liberada o mantenida con detención domiciliaria. “Tienen que darle cumplimiento a nuestra cautelar”, sostuvo el comisionado internacional, quien fundamentó que la medida reclamada por la Comisión “fue sustentada con argumentos jurídicos”. Para Eguiguren, el Estado argentino puso “en riesgo” la “estabilidad emocional y la vida” de la dirigente de Tupac Amaru.  “Nos alarma mucho el retorno de Sala al penal y vemos muy mal la revocación de la prisión domiciliaria”, manifestó, y advirtió que actualmente estaban “ante una situación de emergencia grave” que era necesario “esclarecer”.