Hebe estará HOY en Viedma, donde estuvo por primera vez en 1986. Ayer en la marcha: la plaza de los jueves es un bastión

Hebe de Bonafini llega hoy a nuestra ciudad para celebrar la salida al aire de entv en digital en el 31.1 de TDA.

A  las 17 hs.  la Presidenta de Madres de Plaza de Mayo estará en la plaza San Martín, reconociendo  los pañuelos y las  placas colocadas  en 1986 cuando las Madres  llegaron por primera vez a Viedma, poco tiempo después del anuncio del traslado de la Capital a nuestra ciudad.

A las 18 hs. será el momento para escuchar a Hebe en una charla abierta en el local de la seccional de UnTER en Boulevard Ituzaingo.  

A las 21hs. Hebe será la invitada especial en el programa informativo de entv

La visita estaba  prevista para el pasado 9 de octubre cuando salió el primer informativo al aire pero un nuevo intento de desalojo de la histórica casa de las Madres por parte del gobierno le impidió viajar.

Ayer Hebe estuvo como todos los jueves en la plaza de mayo en la marcha 2064.  Hebe de Bonafini, manifestó que la situación en el país “está cada vez peor” e insistió que “para los Pueblos, la justicia no existía antes y no existe ahora”.

“En la época en que se llevaron a nuestros hijos nos costó darnos cuenta, ni se imaginan la esperanza que teníamos en la justicia. Nos habían enseñado a respetar a los jueces, eran Señores Jueces. Por eso teníamos esperanza, recorríamos juzgados de arriba a abajo pero en todos tuvimos la misma respuesta, la misma complicidad, la misma cara irónica de los jueces”, recordó Hebe y agregó que, por si fuera poco, “te cobraban para recibir los hábeas corpus, nos pedían 10.000 pesos de la época”.

La presidenta de la Asociación reveló que la situación generó un debate interno sobre la conveniencia o no de denunciar a estos jueces puesto que creían que podía significar “más tortura para lxs chicxs”. Hebe y las Madres, fieles a su espíritu de lucha incansable, finalmente decidieron denunciarlos: “No tuvimos miedo, hay que ir hasta el fondo. No hay que tener miedo”.

“Empecemos a denunciar lo que pasa ahora. Sabemos que los jueces, además de ser sirvientes y serviles, funcionan según los billetes que les pongan arriba del escritorio”, denunció Bonafini y agregó que “éstos (el Gobierno nacional) están dispuestos a poner todos los billetes que hagan falta. A más billetes, más avanzan en contra del Pueblo”.

“Las Madres siempre decimos que los Pueblos no solucionamos los problemas en los Tribunales de Justicia ni en el Parlamento. Se empieza en las calles, en las plazas y en la puerta de las fábricas cada vez que echan compañeros” y pidió que continúe el apoyo a lxs trabajadorxs despedidxs de Pepsico que, en julio pasado, instalaron una carpa frente al Congreso de la Nación en defensa de sus puestos de trabajo.

En otro pasaje referido al continuo ajuste pidió tener “un poco de cabeza” e insistió en “acompañar a todos esos hombres y mujeres. Cierran fábricas, comercios, PyMES. Nosotros tenemos que ser la voz de todxs esxs miles de personas que se quedan sin trabajo”.

También se refirió a la nueva etapa política tras el paso de las elecciones legislativas y aseveró que “la conductora es Cristina Fernández de Kirchner” a la que pidió acompañar para realizar “una transformación profunda”. Para esto, añadió, “es necesario trabajar. La política se hace trabajando. Salgamos a las calles, llenemos las plazas y demostremos qué tan vendida está la Justicia de este país”.

Hace meses que la Asociación Madres de Plaza de Mayo sufre una persecución encarnizada por parte del Gobierno nacional y el Partido Judicial: “Están empeñados en llevarse los archivos de las Madres porque tienen un compromiso con los yanquis y los militares. No es casual que ahora apunten a que los militares condenados mayores de 70 años se vayan a sus casas”. Hebe también criticó los dichos de la diputada con récord de inasistencias a las sesiones parlamentarias,  Elisa Carrió, quien esta semana pidió revisar las condenas a los responsables de la última dictadura cívico militar.

Para el cierre, Hebe dejó una reflexión: “Si nosotras, que tenemos entre 90 y 93 años, venimos con silla de ruedas, con andador, sufriendo asma, todas tapadas y hacemos lo que hacemos…ya deberíamos quedarnos en nuestras casas para que la posta la tomen ustedes. Esa es nuestra esperanza”, lo que suscitó el aplauso y la ovación de lxs cientxs de personas que hoy acompañaron la marcha 2064 de las Madres. “No me quiero morir pensando que esta posta no la va a tomar nadie. No es fácil venir todos los jueves pero la Plaza es un bastión que nos demuestra un montón de cosas”, finalizó.

 

El 16 de mayo de 1986, Hebe y un importante grupo de Madres vinieron a Viedma.  Ahí se instaló una placa y se pintaron los pañuelos.  Compartimos dos páginas del periódico La Calle sobre la visita con la mirada del periodista  Carlos Espinosa.