Radio Encuentro FM 103.9

Viernes 28 de Diciembre del 2018 - Noticias

El STJ publicó la ratificación de la condena a perpetua por el asesinato de Solano, y ¡siguen en libertad y siendo policías rionegrinos!

Sandro Berthe, Juan Barrera, Héctor Martínez, Pablo Albarrán Cárcamo, Diego Cuello, Pablo Quidel y  Pablo Bender fueron condenados el 1 de agosto de este año  por el asesinato del trabajador salteño Daniel Solano.  Por unanimidad la Cámara Segunda en lo Criminal de General Roca los condenó por el delito de homicidio agravado por alevosía por ser cometido por un funcionario público” ocurrido el 5 de noviembre de 2011 en Choele Choel. La sentencia fue ratificada por el Superior Tribunal de Justicia de la provincia el jueves 20 de diciembre y publicada en la página web del Poder Judicial luego de la notificación a las partes. Así y todo, seguirán libres ya que la sentencia quedará definitivamente firme cuando sea analizada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.  Paralelamente, y mientras la sentencia recorre el lento trámite judicial, los policías rionegrinos seguirán siendo policías de la provincia de Río Negro porque hasta el  día de hoy no se reunió el tribunal de disciplina de la Policía para definir sanciones a los policías. Esta semana, Radio Encuentro consultó nuevamente a fuentes policiales sobre fecha de reunión del tribunal por este caso.  La respuesta una vez más fue contundente: no tiene prevista convocatoria por este situación, se sostendrá la suspensión, y recién cuando la sentencia esté firme van a ser  exonerados.

 

 

El Superior Tribunal ratificó la sentencia. Pero todavía no está firme…¡están libres!

El Superior Tribunal de Justicia rionegrino ratificó la calificación y el monto de la pena que había impuesto la Cámara Segunda en lo Criminal de General Roca, para los siete policías acusados por el homicidio del trabajador salteño, Daniel Solano el pasado 1 de agosto de 2018.  El fallo del STJ tuvo el voto rector de la vocal Liliana Piccinini. La Cámara había calificado la pena como “homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones siendo miembros de una fuerza de seguridad, en concurso real con vejaciones”, y dispuesto la prisión perpetua para los policías Sandro Berthe, Pablo Bender, Juan Barrera,Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Quidel, Diego Cuello y Héctor Martínez.

Además de la apelación de la sentencia interpuesta por los defensores de los siete policías, también había apelado  la Fiscal  Teresa Giuffrida argumentando la posibilidad de fuga.   La Cámara  no hizo lugar a su pedido de  prisión preventiva para los siete condenados y ahora, el  STJ ratificó esa decisión y por eso los policías seguirán en libertad hasta que la sentencia quede firme.

Ante esta nueva situación la sentencia tiene la posibilidad de una nueva apelación, tanto de los defensores de los policías como de la fiscalía,  al Superior Tribunal de justicia a través del denominado REF, recurso extraordinario federal, para que habilite a presentar los cuestionamientos ante la Corte suprema de justicia. Se presentan ahí dos opciones: que el STJ habilite el REF , o que no lo haga.  En esta segunda opción se puede llegar a la Corte “en queja”, pero en este caso justamente no se refiere a la sentencia sino que es una queja porque el STJ no concedió la habilitación. En general el STJ habilita los recursos. En este caso concreto no se puede hablar aún de plazos concretos para avanzar con ese recurso porque recién se han concretado todas las notificaciones a las partes de la ratificación del STJ. Todo quedará para después de las ferias  y después el recurso recorrerá otro lento trámite en la órbita de la Corte suprema.

 

 

El ejecutivo y el legislativo provincial no se hacen cargo de la responsabilidad que les cabe ante el autogobierno policial: ¡siguen siendo policías!

Los policías fueron suspendidos preventivamente por el Comando Superior de la policía, que depende del gobernador,  el pasado 2 de agosto “hasta tanto se reúna el Tribunal de Disciplina Policial para analizar la situación de los mismos, teniendo en cuenta la gravedad de la sentencia fijada en sede judicial”, tal lo comunicado en esa fecha por la policía.  La suspensión significa que no tienen lugar de trabajo, ni uniforme ni arma, y cobran una parte de su sueldo. Significa también que siguen siendo policías y que no hay decisión política para avanzar con ningún tipo de sanción disciplinaria que muestre a la sociedad que quienes fueron juzgados haciendo uso del derecho a la defensa que les corresponde por una cámara en unanimidad, que apelaron, y que el máximo órgano de justicia de la provincia ratificó también en fallo unánime,  no deberían seguir siendo policías.  El marco legal vigente en la provincia de Río Negro es el paraguas leguleyo que posibilita ese hecho. Hay quienes, conociendo  a fondo la legislación vigente,  consideran que administrativamente la policía que no es autónoma sino que depende del Poder ejecutivo provincial  podría avanzar algún paso más.   Y alertan que la negativa política a hacerlo encuentra un cierto fundamento en la Ley organica de la Policía que dejó estas zonas de indefinición que son formas veladas de seguir permitiendo el super poder de la fuerza.  Esto que ocurre en Río Negro no ocurre en  otras jurisdicciones del país, lo que muestra que es una deuda pendiente de las y los legisladores rionegrinos. Por todo esto, policías condenados a estar en perpetua en la cárcel siguen perteneciendo a la fuerza quizás por años, a la espera de la definición de la Corte.

 

 

Mientras tanto…

En el acampe de Choele, y en las calles de muchos lugares, el reclamo se ve y se siente: cárcel común a los policías asesinos, ¡Justicia Ya!

Una pregunta exige respuesta para cumplir con el deseo profundo de Gualberto Solano

¿Dónde está Daniel Solano? sigue exigiendo la respuesta que Gualberto Solano no pudo encontrar. Muchas y muchos desean poder cumplir con el deseo de poder llevar a su chango a su tierra natal, buscándolo lo antes posible en el jaguel o dónde sea.

Gualberto, papá de Daniel, incansable buscador de la verdad sobre lo que le ocurrió a su hijo, junto a familiares, al descomunal trabajo de los abogados Sergio Heredia y Leandro Aparicio, al incondicional acompañamiento del padre Cristian Bonin, y de un grupo de vecinas y vecinos de Choele que sostuvieron hasta hoy el acampe frente al juzgado,  murió el 3 de abril en su Salta natal.

 

Foto de entrada: en orden los policías Sandro Berthe, Juan Barrera, Héctor MartínezPablo Albarrán CárcamoDiego CuelloPablo QuidelPablo Bender

—————————————————————————————————————————————-

 

Nota relacionada con sentencia completa de STJ y de la Cámara de Roca:

STJ confirmó la sentencia en el caso Solano

 

 

COMPARTIR

Más Noticias

Noticias - Domingo 21 de Abril

Hoy y mañana estará en nuestro país el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma. La actividad más importante del domingo será el acto...