Radio Encuentro FM 103.9

Lunes 12 de Febrero del 2018 - Noticias

Después de la audiencia por el Casino: repaso de las voces disonantes del Socialismo

Pocas voces manifestaron el rechazo a la relocalización del casino en un espacio privilegiado de la costanera viedmense, el socialismo contó con tres expositores que argumentaron tales motivos. Estos fueron Juan José Tealdi, Amanda López Cobo y Damián Lazota. . Sus discursos apuntaron a funcionarios del Estado, organismos de contralor, el juego en un contexto no saludable y lavado de dinero entre otros puntos.  También el vecino Gerardo Gallardón,  demolió los argumentos del club, al proponer que con vender algunos terrenos, Sol de Mayo tendría dinero de sobra para solventar sus gastos y mejorar las instalaciones ya que esos terrenos se encuentran en la zona más cara de Viedma.

A continuación la reseña de las exposiciones de los referentes del Socialismo que difundió la Secretaría de Comunicación del Partido

ELIJAMOS LA PÍLDORA ROJA QUE MORFEO LE OFRECIÓ A NEO (DE LA PELÍCULA MATRIX)

Juan José Tealdi, referente del Partido Socialista rionegrino y actual candidato a Defensor del Pueblo de Viedma, fue la primera voz disonante en argumentar su rotundo no al casino, en la Audiencia Pública. El auditorio tuvo que esperar dieciséis turnos antes de poder escuchar sus argumentos contra el negocio de las máquinas tragamonedas.

A continuación compartimos los puntos que sirvieron a la exposición del ex Presidente del Partido Socialista de Río Negro.

Su participación se estructura de lo general a lo particular

Antes de entrar en esa estructura de la participación explicó que no se dirigía a la empresa porque su objetivo es el lucro y su interés es la ganancia, explicó que comprendía a los trabajadores en defensa de su trabajo y enfatizó que se dirigía al poder político municipal, el sr. Intendente y las/os 9 concejales que, una vez resuelta por la provincia la prórroga, tienen autonomía para decidir en qué lugar de la ciudad se podría instalar el casino y dejó en manos de la mesa el proyecto de la concejala Arregui modificando la zonificación y dejando como único lugar posible de instalación del casino el balneario El Cóndor.

A continuación, mostrando la imagen de la maqueta del proyecto que estuvo todo el tiempo como telón de fondo, dijo que esa foto era incompleta y que le faltaba el marco.

Ahí se refirió a la caída del estado de bienestar a fines de los 80 –En nuestro país la respuesta política a ese proceso fue la década de degradación nacional encabezada por el ex presidente Menem. Deshacerse de SOMISA Y DE HIPASAM no solo fue dejar trabajadores en la calle, fue perder un instrumento de manejo público de la industria de base y tener esa herramienta económica productiva para tener soberanía. Lo mismo con el agua, el saneamiento que dejaron de ser servicio público para pasar a ser negocio privado y así con tantas actividades que daban independencia y dominio económico del estado por sobre los grandes grupos privados.

Para ilustrar se refirió a los informes OXFAM que expresan que el 1% de la población mundial posee más riqueza que el resto del planeta y los 8 hombres más ricos del mundo tienen lo mismo que 3.600 millones. La desigualdad no es nueva, pero su magnitud actual es tal que el mismísimo Foro Económico –espacio privado creado por los beneficiados de esa desigualdad- y el Banco Mundial, lo han reconocido y plantean la necesidad de “promover una prosperidad compartida”. Barack Obama, dijo en la Asamblea General de la ONU (2016): “Un mundo en el que el 1% de la humanidad controla tanta riqueza como el 99% más pobre nunca será estable”.

en síntesis se redujo el poder del estado y se privatizaron muchos espacios no solo en lo económico sino en lo político (dio el ejemplo de la venta de SOMISA (industria de industrias) e HIPASAM en los ´90 que hizo perder al Estado un instrumento de política económica fundamental. a los gobernantes los votamos pero a los empresarios no y son los que deciden por nosotros y por los gobernantes en muchos casos.

en este marco surgieron los casinos y los bingos privados en los fatídicos años ´90 y se transformaron en fuente de ganancia enorme de empresarios y el lugar donde los gobernadores van a buscar auxilio financiero luego del desguace del estado por lo general a cambio de financiar campañas u otro tipo de devolución de favores.

Antes de entrar en el tema específico del casino de Viedma un concepto más: Como ya dije, la globalización es la privatización al máximo posible de la esfera pública y se refuerza metiéndose en la esfera privada induciendo hábitos de consumo y de comportamiento social. Creemos que vivimos la vida que pensamos pero en gran parte vivimos la vida que nos inducen a llevar lo que genera gran lucro a quienes nos venden las cosas que supuestamente nos hacen felices.

A través de las nuevas tecnologías nos hacen comprar, nos hacen tomar determinados hábitos de vida (Sociedad de consumo –sociedad controlada-, recordar a George Orwel que escribió en la primera mitad del siglo XX el libro: 1984 ministerio de la verdad).

Vivimos en una Matrix una vida que no es la real. Descripción de la Matrix de Morfeo que le ofrece a Neo optar por la píldora azul para seguir en el mundo virtual o la roja para conocer y vivir la vida real.

A continuación mencionó que el libro de Federico Poore y Ramón Indart es de alguna manera esa píldora roja. “Ustedes pueden optar por no leerlo o leer el libro de las promesas de inversión que nos harán felices y aquí me pregunto qué es ser feliz”, dijo Tealdi, quien invitó a leer el libro “El Poder del Juego”.

Gobernar no es solo administrar recursos, es jugarse por una concepción y una forma de vida y tratar de persuadir a las y los conciudadanos de que esa forma es mejor que otras. Es combatir la desigualdad en todos sus aspectos. La anulación de los concursos de belleza tradicionales es una forma de combatir la desigualdad que el Concejo Deliberante se animó a acompañar y no vemos que desde la intendencia se haga algo al respecto. Por qué no se animan a frenar este negocio millonario que además nos empobrece, nos hace cada vez más desiguales y nos enferma?

Los líderes en los que tratamos de reflejarnos cada uno en su tiempo tuvo posturas desde sus convicciones: Yrigoyen, Juan B. Justo y Perón, señalaron un camino a seguir. Mandela se negó a derramar sangre de los blancos para vengar las matanzas y la segregación histórica de los negros por el apartheid y fue la piedra angular de la construcción de la democracia y mayor igualdad en su país. Siempre falta más pero se camina hacia el objetivo cuando se marcha sobre camino firme.

Al finalizar, indicó que no intentaba dar un golpe bajo, pero el ex intendente Ferreira, como Convencional, dijo que “el casino no puede estar tiro de bicicleta”, algo habrá querido decir…

 

EL JUEGO INSALUBRE

QUIÉN PIENSA EN LA NIÑEZ

Amanda López Cobo, colaboradora del Bloque del PS en el Concejo Deliberante de Viedma, fue la segunda expositora representando al Partido Socialista en la Audiencia Pública realizada en el Centro Cultural II.

A continuación, compartimos la exposición de Amanda, quien realizó un valioso aporte sobre el juego en un contexto no saludable:

Hace cinco años que elegí esta ciudad para vivir. Hace unos días conocí el nombre del proyecto en el que quieren instalar un Casino en Viedma… “Complejo Paseo Sol del Río y Complejo Social y Deportivo Sol de Mayo”.
Y yo me pregunto en qué parte de ese título se encuentra la intención de que esté planeado instalar un Casino. Recordemos que éste es un local destinado principalmente a la práctica de juegos de azar.

Considero importante aclarar que dichos juegos son a través de máquinas tragamonedas las cuales son de fácil acceso ya que con pequeñas sumas de dinero podés jugar. ¿Qué ocurre? No pasa lo que podemos imaginar, lo que vemos en las películas de las vegas, Hollywood, en las que personas de los distintos estratos sociales se las ve apostando y ganando muchísimos dólares mientras se divierten. Lo que ocurre, la realidad más cruda y cotidiana, es que personas con ingresos medios y bajos que participan en este tipo de “juego” tienden a perder todo su dinero esperanzadas en ganar el premio de la noche. En muchas ocasiones esto se repite y familias enteras están atravesadas por la problemática de aquello que llaman juego.

Bien… Como maestra en Educación Infantil, Licenciada en Psicopedagogía y Educadora Social por convicción, cada vez que veo la palabra juego en contextos que no son saludables, como que me molesta.

Ahora explicaré… Ante las grandes publicidades que tratan hacer ver a los Casinos como nobles lugares de diversión y entretenimiento, es importante que visualicemos en qué consiste ese término tan utilizado: El juego.

EL JUEGO es el motor de aprendizaje que tenemos los niños y las niñas desde las edades más tempranas, así como el factor que ha hecho que la especie humana haya ido evolucionando a lo largo de la historia.
Jugar nos lleva a explorar, experimentar, observar, analizar, reflexionar, trabajar en equipo, desenvolvernos con autonomía, caer, aprender a levantarnos. El juego motoriza nuestra vida y es también un mecanismo que dura TODA LA VIDA, valga la redundancia. El juego nos permite mejorar y crear nuevas alternativas.

Para Bruner, el juego no es solo juego infantil. Jugar, para el niño y para el adulto es una forma de utilizar la mente e incluso mejor, una actitud sobre cómo utilizar la mente. Es un marco en el que poner a prueba las cosas, un invernadero en el que poder combinar pensamiento, lenguaje y fantasía.

Hago hincapié en esta idea ya que en el mundo del casino se le llama “juego” a la actividad que allí se realiza, “juego de azar”, es decir, no tienes que hacer nada de lo anteriormente explicado, sólo tienes que tener “suerte”. ¿Así es como podemos mejorar nuestra calidad de vida la mayoría social, con suerte? De esta forma se va instalando una posibilidad, lejana de la realidad, pero posibilidad al fin y al cabo:y es que quizás tienes suerte.

Éstas son ideas que van impregnando a la ciudadanía, por ende a la infancia y a la juventud.

El siguiente punto del que quiero hablar es sobre la problemática en adicciones ya que es algo que preocupa a la mayoría de la población inclusive a los gobiernos nacional, provincial y local, teóricamente.
En relación a ello, es curioso que se venda con bombos y platillos este mega proyecto y que no haya el más mínimo proyecto o interés en contemplar la problemática de la ludopatía. Si un gobierno impulsa y promueve este tipo de “recreación y esparcimiento” es cómplice de las consecuencias que provoca en la vida de ciudadanos y ciudadanas.

Por otro lado, es alarmante que se pretenda acercar los juegos de azar donde se gasta dinero a cambio de premios a edades cada vez más tempranas. Ya que no podemos obviar que el casino se encuentra ubicado dentro de un espacio deportivo. Es decir, niñas, niños, jóvenes y adultos van hasta allí para hacer deporte y tendrán la invitación visual y de cercanía a participar del casino. Es de esta forma que se va normalizando gastar lo que con mucho esfuerzo gana la mayoría de la gente trabajadora en juegos de azar, en la suerte.

Otros compañeros y compañeras hablarán sobre otras razones por las que estamos en contra de que se concrete el proyecto del Casino. A mí me parece fundamental que pensemos qué tipo de sociedad estamos construyendo, qué queremos aportar a las niñas, a los niños, a las y los jóvenes. El Estado en todos sus niveles debe ser responsable de crear las condiciones para que los pueblos crezcan libres, con autonomía, llenos de cultura, educación y valores. El juego del casino no es sólo un juego. Y hay que posicionarse, ¿de qué lado se está?, ¿del lado de las grandes corporaciones, empresariado, o de la mayoría social?

La mayoría social, la que sostiene los Estados, esa, precisa posibilidades de empleo genuinas. Si hace falta, observemos otras ciudades y países no sólo para importar casinos o plantas nucleares, observemos otros proyectos en relación a desarrollo sostenible y sustentable de los pueblos. Hagamos como decía Bruner, JUGUEMOS realmente e impulsemos nuestra creatividad e inteligencia para mejorar el lugar donde vivimos.

 

EL JUEGO SUCIO DE LA POLÍTICA

YO TENGO UN SUEÑO

Damián Javier Lazota es el actual Secretario de Comunicación del Partido Socialista rionegrino. Fue el tercer expositor representando al socialismo en la Audiencia Pública realizada del viernes 9 de febrero.

Su argumentación se sostuvo a partir de visibilizar que el negocio del casino afecta a las personas de menores ingresos y sobre todo, que las “industrias del juego” lavan el dinero de la corrupción política:

Quiero decir, que más allá de la formalidad de esta Audiencia Pública, donde la construcción del casino parece inevitable, es saludable que hombres y mujeres de diversos espacios, podamos hoy estar dando testimonio de nuestras ideas y principios.

No estamos para discutir a los trabajadores de la construcción, que tienen todo el derecho a soñar con un trabajo digno, tampoco estamos para cuestionar el trabajo que dignamente hacen los empleados de Casino del Río, ni siquiera nos creemos los dueños de decirle a ese puñado de asociados del Club Sol de Mayo que permitió la construcción de este casino, que deben renunciar al mejoramiento de sus instalaciones.

Ya saben, desde el Partido Socialista de Río Negro, nos oponemos al casino por considerar que de éste, nada bueno puede salir.

En la década de 1990, cuando además de privatizar la soberanía de nuestra patria se debía brindar “esperanza” a los millones de argentinos y argentinas que perdían sus empleos, las salas de juego, que hasta entonces eran exclusividad del Estado, pasaban a manos de privados hasta multiplicarse por todo el territorio nacional. Es sabido que en tiempos de crisis y desesperanza, muchísimas personas, en especial los más pobres, se encuentran vulnerables a las tentaciones ilusorias que prestan las salas de juego.

Los taxistas saben muy bien de que hablo cuando digo tentaciones ilusorias, desde hace más de un año me vienen contando historias de hombres y mujeres que se suben al taxi habiendo perdido en horas, el salario del mes. Son cientos de historias, todas similares, todas desgarradoras. Hombres y mujeres de los barrios más humildes de Viedma, lo pierden todo con la complicidad de quienes fomentan este tipo de negocios. Los casinos nunca pierden.

Y obviamente que estas “empresas” que viven del esfuerzo y trabajo de apostadores, saben como llegar a la gente.

En una de las pantallas que muestra la web de Casinos del Río, una frase se destaca; “donde los sueños se hacen realidad”.

En tanto, se instala la idea que el “proyecto casino”, que muchos nombran y pocos conocen, traerá progreso a Viedma.

A continuación, mencionaré párrafos de una investigación realizada por FOPEA, -Foro de Periodismo Argentino-, donde:

el Dr. Carlos González Guerra, actual Director Nacional de Política Criminal en Materia de Justicia y Legislación Penal, apunta al principal riesgo del sector: “La actividad ilícita penal en el marco del juego es, fundamentalmente, el lavado”. “Siempre ha sido un lugar común para el lavado de dinero por su flexible regulación”.

En octubre de 2010, según refleja esta investigación, Argentina ingresó en la lista gris del GAFI -Grupo de Acción Financiera contra el blanqueo de capitales-, por cumplir sólo 2 de los 49 puntos recomendados para evitar el lavado de activos. La UIF -Unidad de Información Financiera-, creó entonces las Direcciones de Inspecciones y Sumarios, con el fin de aumentar los controles e identificar a los sujetos obligados a declarar activos y ganancias. Hasta entonces, no había un sistema de multas y sanciones sobre los actores del juego: Empresarios y directivos de casinos, salas, bingos y carreras hasta podían aportar en campañas políticas.

Otro de los párrafo dice; Todo delito necesita blanqueo de ganancias. “Si los investigadores nos abocamos a perseguir y acabar con el lavado de dinero, estaremos logrando en realidad acabar con las actividades ilícitas”, concluye Del Carril -Director en Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires-. “Las organizaciones buscan ganancias.

En tanto, el perito contable Alfredo Popritkin apunta a la concepción social en torno al juego que permite entender por qué aún no se han dispuesto los controles necesarios: “En países como el nuestro, a las actividades ilegales vinculadas al juego no se las ve como delitos graves, como sí se considera al narcotráfico, al terrorismo”. “Se piensa que ´no es tan grave, no hace tanto daño´, y es un negocio que financia la política”, dice Popritkin, quien agrega: “En la Argentina, el juego está controlado, en su mayor parte, por organizaciones vinculadas a la política, así se puede entender por qué no saltan las alarmas ante movimientos sospechosos de dinero”.

Desde el Partido Socialista, no dejamos de levantar nuestra voz por lo que creemos justo. Es parte de nuestra esencia. Otros actores prefieren callar, o esconderse en la demagogia de un discurso que guste. Sin embargo, no estamos acá para agradar, venimos a gritar nuestras verdades, y aunque esta puesta en escena es una digna expresión del sentir de una parte de la ciudadanía, no podemos dejar de mencionar que nos hubiera gustado que se consulte a la ciudadanía toda, sobre la instalación de un casino que se va a convertir en una gran vidriera, en especial para la juventud que se está formando su pensamiento crítico.

En un país donde se declama haber perdido la “cultura del trabajo”, se emprenden negocios que fomentan la cultura del no trabajo, que destruye familias, que le quita cientos de millones de pesos al año al comercio e industria local. Eso lo saben nuestros representantes.

Quienes hacemos política, tenemos la obligación de jugarnos, no en el sentido lúdico de la palabra, sino en un sentido ético y moral, porque la cobardía de quienes gobiernan, hunde a los pueblos en la peor de las miserias.
Desde el Concejo Deliberante de Viedma, hace poco más de un año, dimos esa batalla. Propusimos la prohibición de casinos en todo el ejido de Viedma a excepción de El Balneario El Cóndor, como primera etapa para terminar con este negocio destructivo. El Partido Socialista, en la figura de la Concejala Mariana Arregui, quedó solo en el intento, sin acompañamiento de sus pares. Nadie podrá decirnos que no lo intentamos. A eso me refiero con jugarnos.

Parafraseando al gran luchador de los derechos humanos, Martin Luther King, yo tengo un sueño, “a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño”. Es un sueño profundamente arraigado en la solidaridad del pueblo, de pensarse a sí mismo como un todo y no como un cúmulo de individualidades que sólo piensan en sí mismo. El casino es un ejemplo palmario del individualismo, tan útil para la descomposición de la sociedad.

Basta de decir que los casinos traen progreso, los casinos no generan riquezas para las ciudades, al contrario, se las llevan!

Desde el Partido Socialista queremos romper con la noción de progreso que quisieron asociar a la instalación de un casino a la ciudad. Progreso es la generación de empleo asociado a industrias. Progreso es que nuestras chacras produzcan. Progreso es que el dinero que hoy se devora el casino, se vuelque en Viedma.

A quienes hoy tienen la responsabilidad de gobernar, les digo, no sigan manchando la política, esta herramienta fenomenal que a lo largo del siglo pasado y parte de este, con avances y retrocesos, convirtió en derechos los reclamos y necesidades del pueblo, debe servir al pueblo, no a un puñado de iluminados funcionarios y empresarios.

Yo tengo un sueño, y es que la política, algún día, nos pueda unir en lugar de dividir.

COMPARTIR

Más Noticias

Noticias - Miercoles 12 de Diciembre

El Colectivo Mujeres y Dictadura informa que se suspende la charla anunciada para mañana. Las disertantes no podrán trasladarse a nuestra ciudad por el paro de 48hs dispuesto por pilotos de todas la...

Noticias - Miercoles 12 de Diciembre

El conocido actor Juan Darthés fue denunciado ayer por el colectivo Actrices Argentinas acusado de haber violado en Nicaragua durante 2008 a Thelma Fardin, una compañera de elenco que en ese entonce...