Caso Solano: la querella impulsa nuevas acciones

La querella en el caso Solano no se queda quieta.  Por un lado apelan la falta de mérito del policía Tomás Vega, y por otra parte hacen un requerimiento ante la elevación a juicio de otros  tres policías para que se les impute el delito de homicidio, como a los otros siete ya imputados y procesados.
En relación a la falta de mérito de Vega en la causa Solano que dispuso el juez Martinez Vivot, la querella recuerda varios hechos que comprometen al policía con la causa. Por un lado estuvo de “adicional” el día 4 de Noviembre del 2.011 cuando Daniel Solano cobraba su ultimo sueldo de la empresa Agrocosecha y se  retiró ese día de la comisaria de Lamarque.  En la madrugada del 5 de noviembre dos testigos lo reconocen dentro de Macuba y es uno de los policías que saca a Solano del boliche. Ese mismo policía fue designado para investigar la desaparición de Daniel en las primeras horas de la desaparición y viajó a  Neuquén con los dueños de la empresa y fue quien le mostró a Gualberto las filmaciones de la Terminal. La querella recuerda también que el policía tenia relación de amistad con los dueños de la empresa, participaba cantando en los asados que hacia la empresa, y aún los vehículos de la empresa los utilizaba para llevar sus equipos en presentaciones que hacía como cantante. La querella considera que son motivos más que suficientes para probar la relación de Tomás Vega con la causa y por eso solicitan al fiscal Fornitta que apele lo dispuesto por el juez.
La otra acción que realizó la querella fue un requerimiento ante la clausura de la instrucción en el juicio en el que acusa y los lleva a juicio oral y público   a los policías Toledo, Muñoz y Echegaray. Estos policías realizaban adicionales en el boliche Macuba  la madrugada del cinco de Noviembre del 2.011 cuando asesinaron a Daniel. El fiscal Fornitta los acusa de encubridores, mientras que la querella presentó hoy el requerimiento para que sean juzgados por  haber sido  partícipes del delito de homicidio como a los otros siete imputados y procesados. 
Como desde que Daniel Solano fue desaparecido y asesinado, la querella continúa activa, ahora con la inminencia del juicio tras el fallo de la Corte Suprema que dictaminó que el mismo debe desarrollarse en el ámbito provincial.