ATE no está en contra de la energía nuclear, pero rechaza la central “llave en mano” en defensa de la soberanía energética y tecnológica

Se realizó en Bariloche una conferencia de prensa de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) donde se presentaron  las principales conclusiones sobre la jornada de debate que se llevó adelante en esta ciudad en relación a la posible instalación en Río Negro de la quinta planta nuclear de la Argentina. Compartimos la información que acaba de difundir desde Bariloche la Asociación Trabajadores del estado:

“En primer lugar, el Sindicato le dice no a la Central Nuclear ‘llave en mano’ y sí a la soberanía energética y tecnológica.  ATE no está en contra de la energía nuclear, pero manifiesta su absoluto rechazo a este tipo de compras tecnológicas a otros países, como por ejemplo a China, ya que las mismas implican una nula o escasa participación de los cuadros científicos y técnicos locales.
El financiamiento con capitales foráneos (chinos) genera un directo incremento del endeudamiento externo y abre un debate acerca de los intereses que persiguen quienes ponen el dinero, más de 7.000 millones de dólares para su construcción, entendiendo que la única y exclusiva finalidad de estos países es la de luego exportar energía a todos los países de la región o continente.
Por otro lado, la entidad sindical cuestiona que, pese a que se encuentra en un grado de desarrollo importante, el reactor nuclear CAREM (modular) de diseño completamente argentino no sea manejado como una opción por el Gobierno Nacional.
“Hemos debatido con responsabilidad y debemos destacar la gran madurez de nuestros cuadros dirigenciales, ya que a partir de distintas miradas se pudo lograr una postura unánime y por consenso. Estamos en condiciones de decirle no a la Central Nuclear ‘llave en mano’ que nos proponen Macri y Weretilneck, ya que se trata de un proyecto que consolida la dependencia tecnológica, incrementa el endeudamiento externo y avasalla la licencia social. El financiamiento extranjero de esta planta atenta contra nuestra soberanía energética y su instalación responde a intereses ajenos a nuestro país”, señaló Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río Negro y agregó: “La importancia que ha adquirido este mega-proyecto impone la necesidad de una consulta popular consciente y de democratizar toda la información. En este tema la voluntad del pueblo rionegrino no puede ser reemplazada y debemos avanzar en un frente social que nos permita rechazar con fuerza la instalación”.
“Estamos a favor de proyectos energéticos que respeten el medioambiente y rechazamos el modelo extractivista. La energía debe estar al servicio de los pueblos, respetando sus territorios y no al servicio de un sistema en el que impera el consumo”, concluyó el dirigente sindical.
El Sindicato contó con el asesoramiento técnico profesional de Rodolfo Sánchez y Leonel Emerich científicos y técnicos del Centro Atómico y del Complejo Tecnológico Pilcaniyeu.
En segundo lugar, el Gremio considera que la energía debe ser un bien social y su libre disponibilidad un derecho humano.
Desde ATE se advierte la falta de políticas de Estado tendientes a resolver este problema básico de la sociedad y que respondan a las necesidades locales.
El principal interrogante a develar es para qué intereses Mauricio Macri y Alberto Weretilneck negocian una Central Nuclear en Río Negro, porque no existe empresa que hoy demande 1.000 MW (megavatios) de energía, desconociéndose cuál es el proyecto que está detrás.
El Sindicato considera que si existe un déficit de energía, se debe discutir qué tipo de energía conviene para subsanarlo, analizando las ventajas y desventajas de los diferentes tipos de energía. El solo hecho de reemplazar la energía nuclear por otra fuente no alcanza a la luz de los tristes ejemplos de la región, con pobladores desplazados de sus territorios hace décadas por las centrales hidroeléctricas, a los que se les dijo que iban a tener luz y hoy todavía no cuentan con ese servicio.
En tercer término, ATE demanda una consulta popular consciente y la democratización de la información.
Los estatales exigen que se instrumenten los mecanismos de participación democrática directa que contiene la Constitución de la Provincia, pero solo luego de la existencia de debates serios y responsables. El Gobernador Weretilneck ya se refirió a un posible plebiscito, pero desde la entidad se rechaza una consulta que sea amañada o en la que se lleven a votar a los ciudadanos sin información, ni fundamentos.
El Gremio señaló la necesidad de conformar un frente social con otras organizaciones que expresen su rechazo a la Planta Nuclear, impulsar jornadas de debate regionales y convocar a asambleas populares.
Por último, ATE se pronunció en favor de proyectos energéticos que respeten el medio ambiente y rechazó el modelo extractivista y las explotaciones irracionales. Con preocupación los estatales advierten que la Argentina se ha convertido en un país con un modelo extractivista de explotación a gran escala y desmedido que atenta contra la vida humana misma”
Face: Ate Río Negro