Ataques y presiones a las Madres: 17 trabajadores renunciaron a la Universidad porque el gobierno desconoce a las Madres

“Nos sentimos gravemente injuriados”, dijeron. La salida de los empleados se fundamenta en que el interventor designado por el Gobierno desconoce el vínculo de la institución con el organismo de derechos humanos que preside Hebe de Bonafini. Comunicaron la decisión en una carta dirigida al ministro de Justicia.  El interventor Buján “persigue” a trabajadores, docentes, estudiantes y “castiga al propio Iunma” al que “pretende destruir derribando su razón de ser, sus objetivos y finalidades”, plantearon los renunciantes en el documento presentado ante Garavano.
En ese texto, además, consideraron que el rechazo de Buján a mantener un diálogo con la Asociación Madres de Plaza de Mayo y sus integrantes “revela el desconocimiento, desinterés y desidia para con el proyecto educativo-institucional que ellas crearon con la Universidad Popular sobre la cual se constituye el Iunma”. Cabe recordar: la ley 26.995 que marcó el nacimiento formal del Iunma fue aprobada en 2014. Sin embargo, el proyecto educativo universitario comenzó a caminar en 1999, impulsado por Madres de Plaza de Mayo y con una clara propuesta de educación popular.