ADUNC: Carta abierta a nuestros estudiantes

ADUNC: Carta abierta a nuestros estudiantes

Los y las docentes universitarixs nos encontramos reclamando por nuestros derechos. Entre otros puntos le hemos planteado al Ministerio de Educación la necesidad de recomponer nuestros salarios que se han visto depreciados por la inflación del año pasado y que se están desvalorizando desde que se inició el año, solicitando un aumento de un 35%.
Como muchos sabrán hemos realizado movilizaciones, volanteadas, clases públicas y 10 días de paro en lo que va del año. Incluso nuestro Consejo Superior de la Universidad donde están representados todos los claustros de nuestra institución, expresó su apoyo por unanimidad a la lucha docente y le pidió al Gobierno Nacional una respuesta adecuada a nuestros reclamos considerando que la situación salarial es preocupante.
Sin embargo, nos resulta importante que sepan que este conflicto no comenzó en marzo, ni en febrero. El inicio de este conflicto lo inició el Ministerio de Educación de la Nación cuando no cumplió en septiembre de 2016 el compromiso firmado de revisar los salarios universitarios de acuerdo a la inflación de ese año. Quiere decir, que desde hace 7 meses que el gobierno nacional nos debe una respuesta de mejora salarial que nos permita tener el mismo poder adquisitivo que hace un año. Ni siquiera estamos pidiendo cobrar más, solamente queremos ganar lo mismo que hace un año. 7 meses son demasiado tiempo. El gobierno tiene que dar una respuesta a nuestro reclamo.
En Argentina una familia tiene que juntar más de 13.000 pesos para no estar por debajo de la línea de pobreza. Nuestro cargo testigo de la docencia universitaria está en 8500 pesos. Ni hablar la canasta familiar en Neuquén que está por arriba de los 30.000 pesos.
Hasta ahora en 4 reuniones el gobierno nos hizo ofertas inaceptables, absolutamente alejadas de nuestros reclamos. La última implicaría un aumento de 400 en el mes de abril para el cargo testigo. Nos propusieron 18% en cuatro cuotas desde abril y terminar de cobrar en enero 2018.
Para pensar un país con futuro es necesario que la educación pública se revalorice, y eso requiere además de presupuesto adecuado, docentes comprometidos y una institución seriamente involucrada en esa tarea, requiere salarios dignos y condiciones de trabajo y enseñanza apropiadas